Celebremos la Academia

Espacio de divulgación académico-científica en el área de Educación Superior dirigido por Dr. Fernando Pablo Nápoli

Formación continua y políticas de posgrado

DSC00550

(de Izquierda a derecha) Dr. Fernando Pablo Nápoli, Dr. Luis Dávalos Dávalos, Dra. María del Carmen Parrino, Dr. Adolfo Stubrin, Prof. Dr. Carlos Ricardo Rosseto, Mg. Ing. René Gonzalez

 

View this document on Scribd

Resumen extendido

qr_imgA continuación compartimos con ustedes un resumen extendido de la contribución en el panel “Formación continua y políticas de posgrado”.  El msimo fue publicado en “XIII Coloquio de Gestión Universitaria en América del Sur: rendimientos académicos y eficacia social de la universidad” compilado por el Mg. Ing. Carlos Manili, publicado por Edutecne. ISBN 978-978-1896-21-9

Entre la política académica y la docencia universitaria

Abordar la temática  de formación continua y políticas de posgrado, supone establecer un marco múltiple de relaciones, que atraviesan diversos campos disciplinares y complejos modos de gestionar en la práctica la materialización concreta de las formulaciones políticas.

El abordaje recortara el objeto de reflexión en un caso específico de la formación continua, el ámbito de la docencia universitaria y, ajustando el foco de análisis pensaremos la relación entre políticas de posgrado, gestión académica y desarrollo del curriculum, circunscribiendo el análisis hacia la Maestría en Docencia Universitaria de la Universidad Tecnológica Nacional como caso de reflexión.

Advertimos inicialmente que en esta mirada de la cuestión, se espera como deseable entrelazar para su comprensión aspectos que se articulan  (al menos en su expresión teórica) con diferentes grados de estructuración: el planeamiento de las políticas con su esfera de sustento normativo específico, la gestión académica en sus diversos estadios de responsabilidad institucional, el desarrollo del curriculum y las actividades de investigación, de allí, que política de formación, gestión académica, práctica docente y de investigación educativa, en nuestro caso se proyectan como un conjunto de acciones que consolidan las políticas de formación continua.

El concepto de formación continua  en el ámbito universitario, es una noción que se ha instalado en forma sistemática recientemente; habíamos mencionado en otras oportunidades que la génesis, desarrollo y ordenamiento institucional, emerge a nivel organizacional a principios de los años 90. [1]

Con una característica predominante: fue explosivo y anárquico en sus inicios como una instancia formativa de cuarto nivel que parecía absorber en forma rápida y novedosa un nuevo escenario de masificación en la educación superior. Nuestro país, en el contexto de la formación de posgrado apenas registraba en algunos campos disciplinares con una histórica tradición las actividades tendientes a la obtención de la titulación académica de doctor, en referencia a esa realidad, compartimos las consideraciones de Fare y Lenz

“La expansión de los posgrados  se produjo en el marco de disputas por el reconocimiento del capital académico y científico entre distintas agencias y agentes y provocó reestructuraciones de las posiciones en el campo universitario y a su vez, tendió a la conservación y manutención de otras. El análisis de esta dimensión implica considerar la instalación de los dispositivos impulsados por la ley de educación superior a partir de diferentes niveles de desarrollo de los campos científicos y de distintos grados de institucionalización de actividades científicas y de posgrado en las instituciones universitarias.” [2]

En este contexto las instituciones universitarias, comenzaron con el desarrollo sistemático para elaboración y puesta en marcha de políticas de posgrado tendientes a consolidar a los mismos en el entramado de las ideas de formación continua. Volvamos sobre el caso que nos ocupa como ejemplo para este panel, la Maestría en Docencia Universitaria de la Universidad Tecnológica Nacional.  Desde las políticas de Ciencia y Tecnología, se desprenden las pautas de trabajo para cubrir una vacancia institucional que radicaba en las propias características del origen y desarrollo de la vida académica, una Universidad formadora de ingenieros, se propone articular lo especifico disciplinar en una de las dimensiones constitutivas del quehacer universitario, la docencia. La Maestría se crea en 1996 y luego de tres innovaciones que reformaron su curriculum, expresan en el mismo claramente como las políticas se traducen en un programa que se plasma en acciones concretas de formación.

En la Ordenanza 1369 se explicitan las dimensiones del curriculum, que en sus objetivos, caracteriza, qué se espera lograr en un proceso de formación de posgrado en el campo de la docencia y su traducción e impactos para la práctica en la institución universitaria [3]:

Objetivos Generales

  • Propiciar la formación de docentes-investigadores en educación superior con vistas al desarrollo de programas y proyectos de investigación y su transferencia a la docencia universitaria.
  • Contribuir a la profesionalización del ejercicio docente en la Educación Superior, proveyendo a los maestrandos principios teórico-epistemológicos y metodológicos que les permitan una mayor comprensión de la complejidad de la actividad académica

Objetivos Específicos

Formar profesionales docentes capaces de:

  • Promover la innovación, la investigación y la incorporación de nuevas tecnologías educativas, orientadas al mejoramiento de la calidad de la docencia y de la gestión académica.
  • Formular y llevar a efecto proyectos de investigación educativa integrando equipos multi e interdisciplinarios.
  • Participar de los debates más significativos que se sostiene respecto de los diferentes campos de conocimiento involucrados en las instituciones universitarias (epistemológicos, sociopolíticos, económicos y organizacionales).
  • Participar en el planeamiento institucional  y en el desarrollo y utilización de estrategias  para la evaluación,  autoevaluación  y acreditación de programas,  carreas y de las prácticas docentes y los procesos de formación.
  • Elaborar propuestas curriculares innovadoras y relevantes en función del campo de conocimientos de su actividad y de las características del grupo de aprendizaje a su cargo.
  • Diseñar programas de evaluación de los aprendizajes de modo consistente con sus enfoques de enseñanza de acuerdo con principios pedagógicos y técnicos que garanticen la validez de resultados e interpretaciones y de sus decisiones de calificación y promoción.
  • Reflexionar sobre las problemáticas vinculadas con la articulación teoría – práctica en el desarrollo de la función docente.

ALGUNAS REFLEXIONES PARA EL DEBATE:

Estos objetivos, nos plantean situaciones concretas direccionadas al logro de competencias, que se articulan en el ensamblaje de formación en la práctica docente, la investigación educativa y en modos de gestionar dichos aprendizajes. Esperamos que estas consideraciones, sean un insumo significativo, para el intercambio de opiniones y propuestas sobre el entramado de formación continua y políticas de posgrado para fortalecer la función docencia, en el marco de realización en la vida institucional, de las políticas que fueron diagramadas desde el plano del deber ser, para una realidad que tiene como foco de interacción el pensar la docencia universitaria.

REFERENCIAS:

[1] Órganos de Gobierno y toma de decisiones para la Gestión Académica de la Educación de Posgrado en la Facultad Regional Buenos Aires, de la Universidad Tecnológica Nacional. Revista Fundamentos de Ciencias Humanas. Número 16. Facultad de Humanidades. Universidad Nacional de San Luis. San Luis.2008. ISSN 1515-4467

[2] El posgrado en el campo universitario Mónica de la Fare y Sylvia Lenz, Colección Educación Serie Universidad, Universidad Nacional de General Sarmiento, 2012.

[3] Ordenanza 1369. Consejo Superior Universitario. Universidad Tecnológica Nacional. Buenos Aires 25 de Octubre de 2012.