Celebremos la Academia

Espacio de divulgación académico-científica en el área de Educación Superior dirigido por Dr. Fernando Pablo Nápoli

La comunidad Universitaria: del concepto utópico a la acción comunitaria

campus1

Un intento de crónica:

Son las 13:45hs, del  6 de Abril, el campus de la Facultad Regional  Buenos Aires, continúa padeciendo las profundas heridas  de la catástrofe provocada por la inundación del  día 2 de Abril.

Desciendo del ómnibus 7 (cartel rojo), el aire es diáfano, el frio arrecia un poquito más severo en este otoño desmembrado en la ciudad.

Voces y  personas protagonizando una escena digna de recordarse, todos trabajan, están allí por un sentido de pertenecía profundo y real, inimaginablemente real, en el contexto en que nos toca interactuar en donde el compromiso, no es moneda corriente en el ámbito universitario.

Son cientos los estudiantes que están allí, ponen sus manos, sus privilegiadas cabezas y su corazón, el agua en el subsuelo aún es importante. Los no docentes  están allí, con su esfuerzo trabajo dando lo mejor, los docentes son un bien de colección en esta emergencia.

 Orden, sistematicidad, y criterio de ayuda, gobiernan el paisaje de la catástrofe, pero eso no viene solo, a la cabeza de todo, está el Decano, Ing. Guillermo Oliveto, con sus botas de agua, sus guantes y su temperamento militante, conduciendo para adelante, hay demasiado trabajo que hacer en esta tarde, rescatando del agua indómita, los laboratorios que inundados en proporciones inimaginables, acaban cada elemento de ellos mismos.

El gabinete de la gestión trabaja fuertemente (Secretario Administrativo, Secretario de Asuntos estudiantiles, secretario Académico, Presidente de  del Centro de Estudiantes, además, el Director del Departamento de Ingeniería en Sistemas de Información, el Director del Departamento de Ingeniería Civil, es como si en esta emergencia todos los responsables de gestión, gestionarán el esfuerzo conjunto.

El panorama nos interpela, y nos obliga a protagonizar también este fragmento triste de la vida de la FRBA, con un compromiso elevado, sincero, demostrativo, desde donde estamos dispuestos a trabajar.

No podemos dejar de pensar en lo macro, no  en la dirigencia de la Facultad y extrapolar otros conceptos hacia planos macros de representatividad política, la catástrofe, es imprevisión de los gestores, en realidad de uno que, se cree gerente de una megalópolis como Buenos Aires.

El problema de las inundaciones se arregla con más y mejores políticas para la Ciudad, no con criterios empresarios de maximización de ganancias del sector inmobiliario, sobre el esfuerzo y el trabajo de los ciudadanos.

Links de interés:

Comparte tu opinión con nosotros y nuestros lectores

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 07/04/2013 por en Editorial y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: