Celebremos la Academia

Espacio de divulgación académico-científica en el área de Educación Superior dirigido por Dr. Fernando Pablo Nápoli

De la poética, la academia y otras cuasi certezas bienaventuradas para intentar una reflexión…..

pescado

 “ Las uvas viejas de un amor en el placard, son esas cosas que te están amortajando, haciendo una salvedad tu mente estará progresando, pero vas donde sonrisas te dan ,esos encapuchados de un mundo viejo, hoy tus uvas vas a tirar , credulidad”. Luis Alberto Spinetta.

DSC_0037Tal vez esta cita inicial,  solo represente una mirada sobredimensionada, de uno de los aspectos centrales de nuestros procesos formativos, tal vez las uvas son lo promisorio de lo que pretendemos hacer cada día, forjar una mirada germinal sobre cada una de nuestras aulas, una voluntad de sentirnos tan infinitamente práctico en la enseñanza, que por eso somos profusamente teóricos en cada una de nuestras (supuestas, bien supuestas ,pantomimas de querer que otros aprendan algo)reverencias del conocimiento establecido.

Tu mente estará progresando!!!!!!  Dice Luis, desde la poética,  que no deja de ser un espacio tardíamente irresoluto en nuestra experiencia de educar, pero sin embargo algo nos hace más indefinidamente humanos desde alguna poética, el hecho de  tirar aquellas uvas viejas, vestirnos sin el ropaje de lo que hemos dejado atrás, de lo que nos fue dado, pero hoy inusitadamente tiene otra forma posible

Eso puede llamarse aprender, eso puede llamarse proyectar una completud personal profundamente verosímil ,de cómo transformamos la información en aprendizaje, de cómo hemos resignificado el universo de contenidos que nos guiaron, de uvas viejas, pero sin encapuchados, con el rostro contra el viento, esos viento que nos hace reveladores  el deseo profundo de sentir lo bien que nos hace aprender, sería bueno tirar hoy las uvas viejas, no por ser viejas, sino porque hemos adquirido una constelación de enriquecidos aspectos de nuestra  propia practica docentes, sin capuchas de un mundo viejo.

clase3

 

El mundo viejo no tiene espacio de preeminencia en la academia, es sólo una referencia, precisamos de nosotros mismos,
con la mirada teórica bien arraigada en nuestras cosmovisiones, para escalonar el camino apenas construido desde el siglo XIII en la academia, siempre mirando con demasiados ojos la inclusión de los que nunca pudieron compartir esta experiencia, porque históricamente nunca cruzaron la frontera de este placer de plasmar una idea para compartirla con otros.

Comparte tu opinión con nosotros y nuestros lectores

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 23/06/2013 por en Editorial y etiquetada con , .