Celebremos la Academia

Espacio de divulgación académico-científica en el área de Educación Superior dirigido por Dr. Fernando Pablo Nápoli

Hacia el modo de producción 3 de conocimiento en la universidad latinoamericana

Foto---Perez-Lindo

Ph.D. Universidad de Lovaina. Profesor del Doctorado en Políticas y Gestión Universitaria, UNTREF, Profesor de la Maestría en Gestión Universitaria, Universidad Nacional de Mar del Plata, Profesor del Doctorado en Educación de la Universidad Nacional del Este, Profesor de la Maestría en Gestión de la Educación Superior, UNCaaguazú

 Queremos compartir con ustedes la última ponencia del Dr. Augusto Perez Lindo, como siempre agradecemos la generocidad que lo caracteriza como un verdadero intelectual.

La ponencia fue presentada en el Panel Plenario 1 -Gestión del conocimiento y los nuevos modelos de universidad- en el marco del XIV Coloquio Internacional sobre Gestión Universitaria: “La gestión del conocimiento y los nuevos modelos de universidades” (CIGU 2014) que tuvo lugar en la ciudad de Florianópolis, República Federativa de Brasil, los días 3, 4 y5 de diciembre de 2014.

El encuentro fue convocado por: Universidade Federal de Santa Catarina, Universidad Nacional de Mar del Plata, Universidad Tecnológica Nacional, Asociación de Especialistas en Gestión de la Educación Superior, Universidad Nacional de Tres de Febrero.

Aquellos que deseen profundizar sobre el tema “modo de producción 3 de conocimiento” pueden comunicarse con el Dr. Perez Lindo a través de su correo electrónico perezlindo@gmail.com, ó a través de su sitio web augustoperezlindo.com.ar

Artículo:

La universidad tradicional europea creó en la Edad Media las facultades para formar profesionales y al mismo tiempo instaló una división del trabajo intelectual en disciplinas separadas. Contra este modelo monodisciplinario, jerárquico y homogéneo, Michael Gibbons y otros observan que los centros científicos y las universidades avanzadas de Occidente surge un Modo 2 de Producción de Conocimientos que se caracteriza por ser transdisciplinar, contextualizado, pragmático, socialmente responsable y reflexivo. Estas ideas influyeron en los Acuerdos de Bolonia que reformaron la enseñanza superior europea desde 1999.

La universidad latinoamericana sigue mayoritariamente anclada en el viejo paradigma de la universidad como formadora de profesionales. Existen, sin embargo, variadas experiencias de universidades que valorizan la investigación y los programas de extensión.

MOQUEHUE-2013-375x500“América Latina tiene una masa crítica de estudiantes universitarios (más de 20 millones), de profesores universitarios (unos 800 mil) e investigadores (más de 500 mil). En algunas ramas de las ciencias América Latina se destaca por sus aportes teóricos y tecnológicos. Tenemos todavía una brecha para cubrir en conocimientos científicos respecto a los países más adelantados. La heterogeneidad de nuestros sistemas universitarios es bastante grande. No obstante, esto no limita las posibilidades conjuntas para impulsarla creación de un modelo de desarrollo inteligente y solidario”.

¿Pero qué significa un modelo de desarrollo inteligente? Durante mucho tiempo apostamos a la explotación de recursos naturales, casi siempre menospreciando los recursos humanos, para conseguir una prosperidad que no llegó para todos. En cambio, nunca apostamos a un modelo con uso intensivo de conocimientos para resolver nuestros problemas. Un desarrollo inteligente nos permitiría tener una mejor organización del Estado, un mejor aprovechamiento del capital social e intelectual disponible y la introducción de innovaciones para tener transportes, hospitales, ciudades o economías adecuados a nuestras necesidades.

Resulta inexplicable que el vasto territorio de América Latina no posea una red ferroviaria que la comunique. Resulta injustificable que subsistan la pobreza y el hambre en medio de la abundancia de posibilidades económicas y alimenticias. Resulta inaceptable que no tengamos políticas eficientes de salud pública cuando disponemos de un gran potencial médico. AugustoLo que sorprende en América Latina no es la falta de talentos sino el subempleo de los mismos o la fuga de talentos al exterior. Padecemos atrasos que parecen voluntarios. No aprovechamos el potencial que tenemos y no resolvemos los problemas que podemos resolver.  [Hacer clic aquí para seguir leyendo]

Información

Esta entrada fue publicada en 13/12/2014 por en Produccion externa y etiquetada con , , , , .